viernes, 14 de diciembre de 2012

ESPERANZA EN LA MEDICINA PERSONALIZADA: PREDICTORES GENÉTICOS Y BIOMARCADORES
 
"Se llamará Artrosis-Chip y se encuentra en fase de desarrollo y validación", comenta Jesús Tornero, jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Guadalajara. Se trata, según Carmen Valdés, presidenta de Semergen en Madrid, de un avance muy interesante porque marca la carga genética que puede tener la artrosis con el tiempo.
 
Tratamientos sin cura
 
Por el momento no existe cura para esta enfermedad, pero sí hay numerosos tratamientos para aliviar los síntomas. Una vez que fracasa el abordaje médico, explica Andrés Barriga, secretario general de la Secot, las infiltraciones con distintas sustancias pueden ser eficaces. Tradicionalmente se han utilizado los corticoides con resultados en general buenos, pero a corto plazo. Otras terapias, como el ácido hialurónico, las infiltraciones con plasma rico en plaquetas o las terapias biológicas, pueden aliviar los síntomas y retrasar la cirugía.
En un futuro cercano lo que sí parecen prometedores son los predictores. "El día en que la investigación genética nos proporcione un instrumento validado, fiable, sensible y específico para el diagnóstico y la valoración pronóstica del enfermo con artrosis, podremos hacer verdaderamente una medicina personalizada y volcada en cada paciente", apunta Tornero.
En cuanto a la terapia con plasma rico en plaquetas (PRP), Barriga opina que no tiene ninguna contraindicación, ya que se utiliza la propia sangre del paciente. Además, el PRP puede mejorar el dolor y la movilidad de la articulación, pero no va a regenerar el cartílago hialino degenerado. Actualmente no existe ninguna terapia médica quirúrgica que consiga regenerar el cartílago hialino, pero sí puede ser sustituido por cartílago articular de zonas de no carga de la articulación o por un fibrocartílago.
Tornero añade que también se está trabajando sobre productos resultantes de la degradación del colágeno articular y se tienen puestas esperanzas en que la medición de sus niveles corporales se pueda utilizar como marcador, tanto diagnóstico, como evolutivo y pronóstico.
Por último, la rehabilitación y la fisioterapia juegan un papel importante, aliviando los síntomas y permitiendo, en algunos casos, la movilidad y la independencia del paciente.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario