domingo, 15 de abril de 2012

LA MEDICINA DEL FUTURO, HOY.

Diferentes personas que aparentemente padecen la misma enfermedad y reciben igual medicamento pueden manifestarse de forma completamente diferente. Es posible que una de ellas se beneficie, que la otra experimente efectos secundarios (es peor el remedio que la enfermedad, como literalmente dice el refrán) o que simplemente no obtenga ninguna mejoría clínica. Esta comparación es el ejemplo real más claro -y una importante razón- que tiene la ciencia para tomar el desafío que implica una medicina personalizada. Y aquí, la biotecnología es la disciplina clave, la que tiene la llave de la medicina del futuro.

Biotecnología

Consiste en la capacidad de modificar organismos vivos (por lo general microorganismos) a través de la tecnología para utilizarlos en beneficio de la humanidad. Esta tecnología aplicada permite a los investigadores científicos por ejemplo desarrollar un medicamento biotecnológico a partir de una proteína o por tecnología del ADN.

Estas nuevas técnicas permitieron introducir genes extraños en un organismo, lo que abrió la posibilidad de producir a escala industrial biomoléculas claves para la medicina e iniciar así un nuevo terreno llamado "ingeniería genética", que habilitó la manipulación del código de una célula viva para obtener un producto llamado proteína.
"Con la base de este conocimiento se descubre la forma de producir proteínas particulares contra enfermedades específicas, como el cáncer de mama", explica el representante de Roche Fermín Ruiz de Erenchun, y hace referencia a que estas proteínas llamadas anticuerpos monoclonales, fueron descubiertas por el argentino César Milstein (premio Nobel de Medicina, 1984).

El conocimiento genético de los individuos es clave en el desarrollo de una medicina personalizada, ya que no sólo permite conocer mejor por qué cada uno tiene una distinta susceptibilidad a sufrir enfermedades, sino también por qué respondemos de distinta manera a los mismos fármacos.

Hoy la farmacéutica suiza Roche apuesta a explotar el potencial de la biología molecular en áreas terapéuticas con mayores necesidades: oncología, hematología, virología, enfermedades autoinmunes, enfermedades inflamatorias, desórdenes metabólicos y trastornos del sistema nervioso central. Su unión a empresas prestigiosas en el campo de la investigación, como Chugai y Genentech, da cuenta del objetivo de avanzar en este terreno y centrar su estrategia en el futuro de la medicina personalizada.

¿Qué es la farmacovigilancia?

Es el campo de la farmacología dedicado a detectar, evaluar, comprender y prevenir los efectos adversos de un medicamento cuando se usa a largo plazo. Debido a que los datos obtenidos antes de la aprobación de un producto biotecnológico -durante los estudios preclínicos y clínicos- son usualmente insuficientes para detectar todos los efectos indeseables del producto, se requiere una farmacovigilancia estricta de estos productos después de su comercialización. Debe encargarse del monitoreo de la seguridad de los medicamentos desde su desarrollo y durante todo su ciclo de vida. El sistema de farmacovigilancia debe garantizar la identificación precisa de todos los medicamentos comercializados en el territorio para establecer la correlación adecuada entre el evento adverso reportado y el producto causante.
De acuerdo con la definición de la OMS, la farmacovigilancia es "la ciencia y las actividades relacionadas con la detección, evaluación, comprensión y prevención de efectos adversos o cualquier otro problema relacionado con la ingesta de medicamentos".

Medicamentos del futuro

Se obtienen mediante procesos biológicos únicos derivados de proteínas. Se trata de moléculas grandes con una estructura compleja, por lo que es imposible hacer copias idénticas. Los medicamentos biotecnológicos producidos bajo procesos de manufactura completamente diferentes no pueden ser idénticos. Ofrecen un perfil de seguridad, eficacia y calidad avalado por estudios clínicos aplicados a millones de pacientes y un extenso programa de farmaco-vigilancia, todo con la finalidad de garantizar su eficacia clínica y la seguridad del paciente..

Fuente: www.lanacion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario