jueves, 1 de diciembre de 2011

ENLACES PDF

El tratamiento de la artritis reumatoide ha cambiado por el reconocimiento de que el daño articular comienza precozmente, que a mayor evolución menor es la probabilidad de respuesta y que es difícil definir patrones de riesgo individuales. Todo paciente con enfermedad activa debe ser tratado con fármacos modificadores de la enfermedad (FAME) precozmente. El objetivo es conseguir la remisión o un estado de mínima actividad inflamatoria. Los FAME son fármacos de acción lenta que evitan o previenen la progresión del daño estructural.



+Info y enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario