lunes, 10 de octubre de 2011

ENLACES PDF

El anestesiólogo debe orientar la conducta anestésica de acuerdo con el grado de comprometimiento del paciente, previamente evaluado, y debe estar centrado en cuatro aspectos principales: grado de comprometimiento de las vías aéreas superiores; presencia de estándar restrictivo pulmonar; grado de comprometimiento cardíaco; y acceso al neuroeje. En la evaluación de los pacientes con EA, la atención debe ser dirigida al grado de movilidad cervical residual. Los pacientes en estados iniciales, o con enfermedad no progresiva, pueden conservar una buena movilidad.





+Info y enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario