miércoles, 24 de julio de 2013

ANTICUERPOS MONOCLONALES



 
 
Cada anticuerpo monoclonal es específico de un antígeno concreto. Los anticuerpos que se han obtenido completamente en ratones se denominan con el sufijo "-momab" (Muromomab, OKT3), si son quiméricos ratón-humano con el sufijo "-ximab", si son humanizados, con el sufijo "-zumab", si son humanos "-mumab" y si son proteínas de fusión "-cept" (como Etanercept, SR-TNF-FCIg).
Según su mecanismo de acción, los anticuerpos monoclonales pueden ser:
  • inmunomoduladores: la célula diana está inhibida de forma temporal.
  • inmunodepresores: por ejemplo, Rituximab produce una eliminación de los linfocitos B. Esto implica que para volver a recuperar la población de linfocitos tras el tratamiento hace falta esperar al menos un año (por tanto, susceptibilidad a las infecciones).
  • bloqueantes, que actúan sobre los linfocitos T reguladores.
En la actualidad, en el trasplante de órganos se utilizan sobre todo terapias combinadas, normalmente inmunosupresión triple: por ejemplo, esteroides, tacrolimus y anticuerpos. Ello permite actuar a tres niveles diferentes y reducir la dosis de cada uno de ellos, al producirse un efecto sinérgico.

Fuente: http://es.wikipedia.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario